Cómo detectar un préstamo malo

Tabla de contenido

Share
Tweet
Share

Los préstamos pueden ser complicados, ya que hay muchos factores que afectan el rendimiento de un préstamo. ¿Cómo sabes si un préstamo es bueno o si es malo? ¿Qué define un préstamo malo? Es importante saberlo, ya que debes hacer todo lo posible para evitarlos. Si eliges un préstamo malo, es posible que te enfrentes a graves consecuencias negativas en tus finanzas y puntaje crediticio. Si eres una de las muchas personas que se pregunta qué caracteriza a un préstamo malo y qué debes hacer para evitarlos, ¡sigue leyendo!

¿Qué es un préstamo malo?

Primero, echemos un vistazo a lo que define un préstamo malo. Un préstamo malo, también llamado préstamo dudoso, es un préstamo que tiene una alta probabilidad de no ser pagado, y que puede convertirse rápidamente en una deuda desfavorable. Una deuda desfavorable se refiere a préstamos o saldos pendientes adeudados que ya no se consideran recuperables. A la situación que ocurre cuando un prestatario no devuelve el dinero que recibió se le conoce como default.

Para mantenerte alejado de un préstamo malo, debes ser consciente de lo que constituye un préstamo de este tipo. Hay bastantes factores que pueden contribuir a que un préstamo sea considerado “malo”:

  • Tasas de interés altas

  • Condiciones de pago irrazonables

  • Tarifas y cargos ocultos

  • Falta de transparencia y comunicación.

Todos los factores anteriores pueden contribuir potencialmente a que un préstamo sea malo. Pero ¿por qué es eso? A continuación, repasaremos cada uno de estos factores y discutiremos por qué son señales de alerta y no son óptimas cuando se busca obtener un préstamo.

Tasas de interés altas

Una tasa de interés alta se refiere al porcentaje de un préstamo que el prestatario debe devolver al prestamista además del monto original del préstamo. Un ejemplo de una tasa de interés alta podría ser un préstamo rápido, que a menudo tiene un interés anual de alrededor del 28%. Esto significa que por cada $100.000 prestados, el prestatario tendría que devolver alrededor de $115.807.19 en el transcurso de un año, y eso no incluye demás gastos y comisiones. Es más probable que estos tipos de préstamos con altas tasas de interés se conviertan en préstamos malos porque los prestatarios pueden encontrarse con dificultades a la hora de pagar las cuotas debido a las grandes cantidades, especialmente si tienen otras obligaciones financieras o deudas.

Los préstamos con un interés alto están llenos de señales de alerta que debes tener en cuenta. Obviamente, la mayor es la elevada tasa de interés, pero a menudo también hay tarifas y cargos adicionales que debes considerar, como multas por pago atrasado, tarifas por amortización anticipada y comisiones de apertura. Además, estos tipos de préstamos suelen tener plazos de pago más cortos que otros tipos de préstamos, lo que hace que las cuotas sean más altas. Por lo tanto, aunque un préstamo de interés alto puede parecer atractivo, por lo general no es bueno a largo plazo.

Condiciones de pago irrazonables y poca transparencia

Los términos de pago irrazonables se refieren a los tiempos de pago del préstamo que son injustos, insostenibles o perjudiciales para el prestatario. Tomemos un ejemplo. Podrías estar considerando sacar un préstamo personal de $500.000 con una ETA del 50% y un plazo de devolución de solo un mes. Esto quiere decir que tendrías que devolver $520.833 ($500.000 + $20.833 de interés) en tan solo 30 días. El interés se calcula de la siguiente manera:

  • 50% / 12 = 4,1667%

  • $500.000 x 4,1667% = $20.833 

Estos términos de pago son extremadamente irrazonables y de alto riesgo ya que la tasa de interés es muy alta y el período de pago es demasiado corto en comparación con la gran cantidad que debe pagarse. Los préstamos con plazos de pago tan poco razonables hacen que sea muy difícil para los prestatarios devolver el dinero a tiempo, lo que genera multas y un dolor de cabeza aún mayor.

Tarifas y cargos ocultos

Las tarifas y los cargos ocultos se refieren a los costos adicionales asociados con los préstamos que pueden no ser divulgados claramente o explicarse adecuadamente por adelantado. Estos tipos de costos pueden acumularse rápidamente y dificultar aún más el pago del préstamo, lo cual resulta en un préstamo malo. Según Experian.com, estos son los cargos y tarifas ocultos más comunes que debes tener en cuenta:

  • Cargos por pago atrasado: no puedes pagar a tiempo y, por lo tanto, se te cobra un cargo.

  • Multas por amortización anticipada: una tarifa por pagar el préstamo demasiado pronto, ya que el prestamista pierde los ingresos por intereses que se ganarían durante el plazo restante del préstamo.

  • Comisiones de apertura: una tarifa que cobra el prestamista por procesar tu solicitud.

También hay algunas otras tarifas y cargos adicionales que debes tener en cuenta:

  • Cargos administrativos: Un cargo que se cobra por el mantenimiento de tu cuenta, el envío de extractos y otras tareas administrativas.

  • Primas de seguro: algunos prestamistas pueden exigir que compres un seguro para garantizar el préstamo.

  • Comisiones de tramitación: tarifas que se cobran por actividades tales como la preparación de la documentación del préstamo, evaluaciones del scoring bancario y otros servicios relacionados.

Como puedes ver, hay muchas tarifas y cargos ocultos que debes tener en cuenta si deseas evitar préstamos malos. Pero, por supuesto, hay muchas más cosas que debes saber para poder detectar rápidamente un préstamo potencialmente malo.

Falta de transparencia y comunicación.

Los préstamos malos también se caracterizan por la falta de transparencia y comunicación. Si el prestatario no comprende completamente los términos y condiciones del préstamo, esto podría conducir a tomar una mala decisión con grandes repercusiones financieras. Es crucial que la comunicación sea clara, para evitar malentendidos en cuanto a, por ejemplo, las tasas de interés o los plazos de pago. Es importante que un prestatario tome decisiones bien informadas para garantizar una buena experiencia de préstamo. Una mejor transparencia y comunicación genera confianza y ayuda a evitar sorpresas no deseadas, como enfrentarse a tarifas inesperadas. Si deseas evitar un préstamo malo, asegúrate de encontrar una entidad financiera que proporcione buena comunicación y transparencia.

Es fundamental tener en cuenta todos los factores anteriores al evaluar tus opciones de préstamo. Saber detectar un préstamo malo puede salvarte de grandes problemas financieros. Recuerda que el tipo de interés también juega un papel importante en la calidad del préstamo. Puedes leer más acerca de cuáles son las distintas tasas de interés, y descubrir si te conviene un interés fijo o variable. Como prestatario, debes tomar el control de tus finanzas estando atento al solicitar préstamos. Te ahorrará muchos problemas y, con suerte, ¡mucho dinero también!

Autor :
Gerente General
Emil Kjær
Gerente General

Emil utiliza su experiencia para marcar una diferencia en el sector financiero. Estudió en la Universidad de Dinamarca del Sur y ha sido gerente general de Intelligent Banker desde 2013, donde ha ayudado a más de 500.000 usuarios de todo el mundo con sus necesidades financieras.

Copyright © 2024 Moneezy - All Rights Reserved