EezyRepay – la herramienta de amortización de Moneezy

Tus deudas pueden ocupar mucho espacio mental en tu día a día, dependiendo de cuánto debas. ¿Quieres tomar el control de tus finanzas y asegurar una amortización de deuda estable y sencilla, y además ahorrar dinero? Entonces, deberías elaborar un plan.

Un plan de amortización.

Pago extra

Así se utiliza EezyRepay:

Completa con tus préstamos existentes y calcula cómo debes priorizar tu reembolso para quedar libre de deudas lo antes posible y de la manera más económica.

Con EezyRepay puedes calcular lo siguiente:

  • Cuándo estarás libre de deudas;

  • Qué método de reembolso es el más rentable;

  • Tu nuevo período de préstamo (plazo);

  • Tu nueva tasa de interés;

  • Cuánto ahorras al seguir el plan de reembolso de EezyRepay.

¿Qué información necesitas sobre tu deuda?

Para poder usar EezyRepay necesitas saber la siguiente información sobre tus préstamos:

  • El saldo restante a pagar en cada uno;

  • Las %EA de cada préstamo;

  • Cuál es el valor de la cuota mensual.

También puedes indicar si tienes pagos adicionales. Un pago adicional es una cantidad que puedes pagar extra, ya sea cada mes o como un pago único.

¿Qué métodos de reembolso existen?

Existen varios métodos para priorizar el reembolso de tu deuda. Los métodos se diferencian en la forma en que se prioriza el orden de las deudas. Aquí tienes un resumen de los tres métodos de reembolso más populares: el método de avalancha, el método de bola de nieve y el método de copo de nieve.

Método de avalancha

Cuando usas el método de avalancha, te mueves de arriba hacia abajo. Esto significa que clasificas tus deudas desde la tasa de interés más alta hasta la más baja y las abordas en ese orden. Al elegir enfocarte primero en la tasa de interés más alta, terminas ahorrando más dinero, porque los costos totales de interés disminuirán más rápidamente.

Supongamos que tienes los siguientes préstamos:

Préstamo A: $6 000 000 a una tasa de interés del 18% (pago mensual mínimo: $186 000)

Préstamo B: $5 000 000 a una tasa de interés del 19% (pago mensual mínimo: $150 000)

Préstamo C: $2 500 000 a una tasa de interés del 18% (pago mensual mínimo: $78 000)

El Préstamo A es el préstamo más grande, y por lo tanto, comienzas a pagar este préstamo primero.

Mes 1:

  • Préstamo A:

    • Pago mínimo: $186 000

    • Pago adicional: $100 000

    • Pago total: $286 000

  • Préstamo B:

    • Pago mínimo: $150 000

    • Pago total: $150 000

  • Préstamo C:

    • Pago mínimo: $78 000

    • Pago total: $78 000

Pago total para el mes 1: $514 000

Mes 2 en adelante:

  • Continúa pagando el monto mínimo en el Préstamo B y el Préstamo C.

  • Asigna los fondos restantes al Préstamo A, hasta que esté completamente pagado.

Para seguir con el ejemplo, supongamos que el Préstamo A está pagado después de 22 meses. Redistribuye los fondos que anteriormente iban al Préstamo A al Préstamo B.

Mes 23:

  • Préstamo B:

    • Pago mínimo: $150 000

    • Pago adicional: $286 000 (lo que antes pagabas por el Préstamo A)

    • Pago total: $436 000

  • Préstamo C:

    • Pago mínimo: $78 000

    • Pago total: $78 000

Pago total para el mes 23: $514 000

Supongamos que el Préstamo B está pagado después de 10 meses (en total 32 meses de pago de préstamos). Ahora, asigna los fondos que anteriormente iban al Préstamo B al Préstamo C.

Mes 33:

  • Préstamo C:

    • Pago mínimo: $78 000

    • Pago adicional: $436 000 (anteriormente a los Préstamos A y B)

    • Pago total:

Pago total para el mes 33: $514 000

Este proceso continúa hasta que el Préstamo C esté pagado.

Sin embargo, este método no es necesariamente el adecuado para ti. Varios asesores financieros han señalado que este método no tiene en cuenta los desafíos psicológicos asociados con el reembolso de una deuda.

Imagina que comienzas con el préstamo que tiene la tasa de interés más alta, pero este préstamo también es el más grande en términos de cantidad, como en el ejemplo anterior. Puede parecer un algo muy abrumador de emprender (incluso antes de que hayas comenzado con tu plan de reembolso) y la falta de motivación puede rápidamente convertirse en la causa de no liquidar la deuda.

¿Crees que lo verías como una tarea demasiado grande? Entonces puede que te convenga más el método de la bola de nieve. Vamos a echar un vistazo a cómo este método puede motivarte a pagar tus préstamos lo más rápido posible.

Método de la bola de nieve

Si utilizas el método de la bola de nieve, trabajas de abajo hacia arriba. Con este método, tal vez no te libres de deudas tan rápidamente, pero potencialmente estarás más motivado para liquidar tu deuda si obtienes pequeñas victorias de vez en cuando.

La idea detrás de este método es que no podemos ver la liquidación de deudas solo como lógica y razón. Simplemente no podemos separar las emociones que también acompañan el hecho de cargar con una deuda.

Antes de hacer tu plan de pago, es posible que solo pagues el monto mínimo de tu deuda, y eso no tiene nada de raro. Pero la verdad es que rara vez es el camino más fácil (o más rápido) para quedar libre de deudas o para recuperar una mayor libertad financiera. El camino más rápido consiste en hacer pagos adicionales.

Supongamos que tienes los siguientes préstamos:

Préstamo rápido 1: $2 000 000 al 18% (pago mínimo: $62 000)

Préstamo rápido 2: $3 000 000 al 20% (pago mínimo: $94 000)

Préstamo al consumo: $4 000 000 al 18% (pago mínimo: $125 000)

Fase 1: Te enfocas en el Préstamo rápido 1

  1. Debido a que tienes espacio en tu presupuesto, decides pagar $75 000 adicionales en el Préstamo rápido 1, mientras continúas pagando los montos mínimos en los otros préstamos.

  2. Pago total en el Préstamo rápido 1: $137 000 ($62 000 mínimo + $75 000 pago adicional).

  3. Cuando el Préstamo rápido 1 esté pagado, pasas al Préstamo rápido 2.

Fase 2: Te enfocas en el Préstamo rápido 2

  1. Transfiere los $137 00 que pagabas en el Préstamo rápido 1 al Préstamo rápido 2.

  2. Pago total en el Préstamo rápido 2: $231 000 ($94 000 mínimo + $137 000 pago adicional).

  3. Cuando el Préstamo rápido 2 esté pagado, pasas al préstamo al consumo.

Fase 3: Te enfocas en el Préstamo al consumo

  1. Transfiere los $231 000 que pagabas en el Préstamo rápido 2 al préstamo al consumo.

  2. Pago total en el préstamo al consumo: $356 000 ($125 000 mínimo + $231 000 pago adicional).

  3. Continúa con este pago hasta que el préstamo al consumo esté pagado.

Con este método, empiezas pagando los préstamos más pequeños. Aquí, las pequeñas victorias son super importantes. La clave está en no asumir más de lo que puedes pagar en este momento. Es manejable y estable.

La idea del método de la bola de nieve es que vas acumulando tus pagos de deuda como una bola de nieve que se hace más grande y, por lo tanto, tiene un mayor efecto cada vez que pagas. También hemos decidido incluir pagos adicionales en el ejemplo para mostrarte el impacto que tienen. Si solo hubieras pagado el monto mínimo, te tomaría aún más tiempo deshacerte de tu deuda.

Hacer pagos adicionales significa que utilizas mejor y más eficientemente los recursos que tienes.

La idea de utilizar pagos adicionales no está reservada únicamente para el método de la bola de nieve. Puedes implementarlo también en el método de la avalancha. Aquí, el orden de tus pagos simplemente es diferente.

Método del copo de nieve

El método del copo de nieve se utiliza como un complemento a los otros dos métodos. Con el método del copo de nieve, pagas pequeñas cantidades cuando puedes. Tal vez encuentres $50 000 en un par de pantalones viejos. Quizás recibas una bonificación en el trabajo o te regalen dinero para tu cumpleaños. Todos estos ejemplos son ingresos, pequeñas cantidades que no esperabas o que no habías incluido en tu presupuesto.

Podemos llamarlo ingresos extra. Debido a que no has incluido estos ingresos en tu presupuesto, todo el dinero puede ir directamente a la liquidación de tu deuda.

Recuerda que ninguna cantidad es demasiado pequeña cuando se trata de pagar tus deudas – incluso $50 000 tienen un impacto en el monto final.

Es importante decir que ninguna opción es más correcta que otra. Como todo lo relacionado con las finanzas personales, se trata de lo que te aporte más valor a ti. Tampoco es necesario que te comprometas con un solo método. Puedes cambiar entre ellos para encontrar cuál es el más motivador para ti. Un plan de reembolso no es estático, es dinámico y está en constante cambio.

Al final, lo único que importa es que hagas progresos con tu deuda.

Después de usar EezyRepay

La gestión de la deuda comienza con EezyRepay, pero no termina aquí. Una vez que tienes tu plan de pago listo, comienza la siguiente fase. Nuestra experiencia nos muestra que muchos prestatarios no son conscientes de que la amortización de la deuda es un proceso dinámico que debes corregir y vigilar constantemente. Lo comparamos a menudo con navegar en un velero: subimos, bajamos y ajustamos la vela según el viento.

Por lo tanto, te recomendamos que continúes con lo siguiente después de haber utilizado EezyRepay:

  • Automatiza el pago de tu deuda para que no te pierdas una fecha de vencimiento.

  • No olvides tu presupuesto. Al igual que tus ahorros deben tener un lugar en el presupuesto, también deberías reservar espacio para pagos adicionales a tu deuda. Especialmente si antes estabas acostumbrado a pagar solo el mínimo.

  • Establece metas. Divide el pago en metas trimestrales o semestrales. Celebra tus progresos con algo que te guste, ¡aumentará tu motivación!

  • Revisa y ajusta el pago continuamente. Si cambia tu ingreso, ya sea para bien o para mal, debes ajustar tu plan de pago para pagar más o menos.

  • Busca asesoramiento financiero si tienes dificultades para cumplir con tu pago mensual.

Plan de Pago – va más allá de estar libre de deudas

Tener una visión general no es lo único que obtienes al crear un plan de pago (aunque es una gran parte de ello). De hecho, descubrirás que hay una serie de beneficios personales al tener un plan de deuda establecido.

Si preguntas a expertos en el área, una de las cosas más importantes de un plan de pago es que ayuda a reducir el estrés del prestatario. Un plan de pago estructurado es un plan concreto sobre cómo liquidar tu deuda. Una vez que se pone en marcha automáticamente, tienes tiempo y energía para enfocarte en otras cosas.

Esto significa, por ejemplo, que puedes soñar con algunos objetivos financieros futuros, como comprar una casa, iniciar tu propio negocio o simplemente mejorar tu pensión. La flexibilidad y la libertad financiera son una de las mayores ventajas de elaborar un plan de pago. Aunque surjan cambios inesperados en tu economía, tendrás un mayor margen para ajustar el plan y así mantener tu pago en el camino correcto.

Volverse libre de deudas no es algo que hagas en una tarde. Requiere trabajo duro y perseverancia. Pero si esto ayuda a tu motivación, recuerda que la liquidación de la deuda es solo temporal; lo que sacrificas ahora, lo recuperarás algún día.

Copyright © 2024 Moneezy - All Rights Reserved